¡Ayuda!  ¿Por qué mi perro de repente se vuelve paranoico?

[ad_1]

Los perros de repente se vuelven paranoicos por el miedo, la fobia, la ansiedad por separación o los problemas de salud física.

Si bien las complejidades de un perro paranoico no se han analizado a fondo, lo cierto es que algunos caninos la padecen.

El miedo como mecanismo de defensa está muy extendido en los perros y no es tan fácil deshacerse de él. La mayoría de los casos de agresión se basan en el miedo y es un problema real.

La ansiedad continua crea fobia.

¿Qué puede volver paranoico a un perro? Los perros con fobia han experimentado un miedo persistente y ahora lo están anticipando constantemente, incluso cuando el desencadenante no es obvio.

La perseverancia no es una regla estricta. Incluso una sola experiencia aterradora puede convertirse en una fobia que trasciende las respuestas racionales.

Tanto el miedo como la fobia pueden hacer que un perro se vuelva paranoico, aunque los síntomas son mucho más pronunciados con una fobia. Muchos desencadenantes pueden ser responsables de la afección, pero intentaré explicarlos todos.

Los síntomas de un perro paranoico son:

  • Reloj
  • Babeando
  • Jadeo
  • Pérdida del control de la vejiga.
  • Lamiendo los labios
  • bostezando
  • Orejas aplanadas
  • Cola oculta
  • Evita el contacto visual

Ningún perro debe ser responsable de desarrollar miedo, ansiedad o fobia. Entienden el mundo de manera muy diferente a como lo hacemos nosotros, por lo que debemos aprender a ayudarlos a sobrellevar cualquier cosa que los intimide.

¿Por qué mi perro se asusta de repente?

Muchas razones médicas y no médicas causan ansiedad repentina en los perros. Los perros pueden inquietarse por cosas que nos parecen triviales. No se excluye edad, sexo o raza.

Los perros pueden volverse paranoicos repentinamente, y un indicador podría ser que su perro finge ver cosas.

Veamos las razones más comunes de angustia psicológica en un perro con un comportamiento paranoico como resultado.

temor

Un perro que tiene miedo es un perro que a menudo se vuelve paranoico. La mayoría de las veces, los perros temen los ruidos fuertes repentinos, los objetos / personas de aspecto sospechoso, los olores desagradables, etc.

La ansiedad ocurre cuando el gatillo está cerca del perro.

Diferentes perros muestran diferentes síntomas de ansiedad. Algunos se esconden en lugares oscuros y aislados, mientras que otros se vuelven vigilantes y agresivos. Si conoce a su mascota lo suficientemente bien, puede tener una idea de lo que está causando la aparición repentina del miedo.

Si no puede encontrar la causa exacta de inmediato, no se culpe. Es recomendable hablar con un veterinario e incluso llevar a su cachorro a un examen.

Un veterinario junto con un adiestrador de perros pueden ayudarlo a aliviar la ansiedad y el estrés de su querido amigo peludo.

Trauma y fobia

Si bien la edad no es un factor clave, la mayoría de los perros desarrollan una fobia como resultado de una experiencia traumática en la etapa de cachorro o entre las edades de 1 y 3 años.

El miedo cruza la línea y se convierte en fobia debido a incidentes como maltrato, abandono, abuso, etc.

Los perros fóbicos se lo ponen difícil incluso cuando el desencadenante de la fobia no se ve ni se escucha por ningún lado. Cualquiera sea la causa, este tipo de miedo ejercerá una gran presión sobre la salud física y mental de su perro.

En su mayoría, vemos fobia crónica por traumas pasados ​​en perros de rescate. Muchos de ellos tenían dueños abusivos y ahora cualquier cosa que pudiera recordarles experiencias pasadas les producía episodios paranoicos.

Nunca intente tratar a su perro fóbico solo. Una vez que los entrenadores profesionales y los veterinarios hayan descubierto por qué y cuándo ocurre la ansiedad, deben darle instrucciones sobre cómo desensibilizar a la mascota primero.

Ansiedad de separación

La ansiedad por separación es bastante común en los perros y es fácil de diagnosticar. Cada vez que los perros con esta afección se quedan solos, pueden volverse paranoicos y destructivos o pegajosos.

Para algunos, solo toma unos minutos para que aparezcan los síntomas; para otros, toma unas pocas horas. El resultado es el mismo en ambos casos.

Si el problema no se corrige de inmediato, puede afectar seriamente la salud mental de su perro (así como sus muebles y la relación con sus vecinos).

El perro simplemente piensa que el dueño nunca lo recuperará. O un rescate ya ha tenido ansiedad por separación o el dueño no le ha enseñado al cachorro a quedarse solo.

Predisposición racial

Algunas razas de perros son naturalmente más temerosas que otras. El comportamiento que de repente se puede observar como paranoico en nuevos entornos es más común en cocker spaniels, pequinés, pastores alemanes, basset hounds, dálmatas, caniches y perros esquimales siberianos.

Los perros muy inteligentes y enérgicos son propensos a la ansiedad si no están entrenados y no están estimulados mentalmente.

Sin embargo, el temperamento de cada individuo es diferente independientemente de la raza.

Falta de socialización

Los primeros meses de la vida de un cachorro son muy importantes para las experiencias sociales y ambientales adecuadas.

Si esta sección clave se desliza, un cachorro puede volverse habitualmente ansioso a medida que crece. Uno de los culpables más comunes de un perro ansioso es la falta de socialización.

Varios estímulos a una edad temprana le dan al perro la idea general de que el mundo está lleno de sorpresas que pueden parecer ruidosas, repentinas y extrañas, pero que no pueden lastimarlo. Las clases de cachorros y los paseos por los parques o por la ciudad son excelentes formas de evitar estos problemas.

La paranoia social en los perros también puede ser causada por la separación temprana de un cachorro de su madre y otros compañeros de camada. Esto sucede si se lleva al perro antes de las 8 semanas de edad.

Mal curso de formación

Afortunadamente, cada vez más personas confían principalmente en el refuerzo positivo como medio para entrenar a sus perros, en contraposición a los antiguos métodos de castigo corporal y violencia por mal comportamiento de los perros.

Castigar el comportamiento normal de cachorro del perro, como los accidentes en la casa, puede crear todo tipo de fobias a largo plazo y el único producto del proceso es un perro paranoico.

Además, esto también puede generar una desconfianza generalizada en el propietario y una falta de compromiso.

Problemas de salud

Varias condiciones de salud pueden hacer que su perro se vuelva paranoico repentinamente, como encefalitis, hipotiroidismo, diabetes y tirotoxicosis como los modificadores de comportamiento más comunes en los perros.

La paranoia en los perros puede ser una de las razones por las que este perrito de repente parece ansioso y se esconde debajo de una manta marrón.

Lo más importante para recordar es que los perros pueden ponerse nerviosos, alertas y paranoicos repentinamente cuando sufren problemas médicos. Tanto la incomodidad como el dolor son cosas que pueden convertir a un perro relajado en un paranoico.

Cualquier enfermedad es un factor de estrés importante que puede cambiar fácilmente el comportamiento del perro. Los seres humanos también tenemos problemas psicológicos cuando estamos enfermos físicamente.

Si se trata de una condición de salud que hace que su perro se vuelva ansioso y paranoico, puede esperar que algunos síntomas le indiquen que algo anda mal.

¿Por qué mi perro no se comporta como él mismo? ¿Ha estado comiendo bien los últimos días? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde el último examen veterinario?

Responda estas preguntas, y si existe la más mínima posibilidad de algún problema de salud, no espere para hacer una cita en el consultorio del veterinario. Especialmente si su perro es mayor y nunca ha tenido problemas de comportamiento, es necesario que lo revisen a fondo.

Los perros mayores con trastornos del sistema nervioso pueden tener miedo.

Las sustancias tóxicas que causan una intoxicación aguda pueden cambiar el comportamiento del perro en minutos.

Mi perro finge ver cosas

Si su perro finge ver cosas, puede oírlas antes de verlas.

Sin embargo, los perros que persistentemente fingen ver cosas pueden sufrir el síndrome de mosca rápida, problemas oculares (por ejemplo, nadar) o problemas neurológicos que incluso pueden causar alucinaciones.

La audición de un perro es cuatro veces más fuerte que la de los humanos. Puedes escuchar algo en la distancia y tratar de enfocarte mirando en esa dirección.

Los humanos no pueden escuchar las frecuencias que capta tu perro, por lo que pueden parecer extrañas, como si estuvieran viendo cosas.

Un síndrome llamado chasquido de moscas puede hacer que su perro también vea cosas. El síndrome de FS es causado por epilepsia y convulsiones. Existe la posibilidad de que el síndrome sea hereditario.

Los problemas oculares, como las moscas volantes del vítreo, son afecciones en las que las fibras de colágeno se agrupan en el vítreo y proyectan sombras en la retina.

En este caso, su perro verá estos bultos que aparecen como moscas frente a sus ojos, provocando que fije la mirada de manera extraña.

Los perros que tienen antecedentes de abuso o que carecen de socialización también pueden sufrir el síndrome del chasquido de moscas.

Las alucinaciones pueden ocurrir debido a trastornos neurológicos o ciertos medicamentos, y pueden hacer que un perro mire hacia arriba constantemente.

¿Qué hacer si tu perro se comporta de forma extraña e inquieta?

Si su perro comienza a actuar de manera extraña e inquieta, lo primero que debe hacer es asegurarse de que no se lastime con ningún objeto afilado, escaleras, etc.

Mientras tanto, haga una pequeña lluvia de ideas para descubrir la posible causa y las posibles coincidencias.

Si aún no puede encontrar la causa, lleve a su perro al veterinario lo antes posible.

A veces, en respuesta al aburrimiento, puede ver a un perro actuando como si algo se estuviera arrastrando sobre él, por lo que no todos los comportamientos extraños son tan graves como podría pensarse.

El perro de repente tiene miedo de algo en la casa.

Los perros pueden tener miedo repentinamente de los elementos recientemente agregados en la casa, como un nuevo sofá, alfombra, plantas o simplemente mover algo por la casa, especialmente si es algo que es conveniente para su perro como la cama o la jaula para perros.

Otra causa de esta aparición de miedo pueden ser los ruidos desconocidos, que a menudo llevan a un perro a esconderse o ladrar obsesivamente si no está lo suficientemente socializado.

Sin embargo, cualquier cosa que haga que su perro se sienta inseguro puede asustarlo de repente.

Si tu perro ha estado paranoico durante un largo período de tiempo, es importante llevarlo al veterinario y evaluar si algún factor externo está contribuyendo (elementos nuevos en la casa, estrés, aburrimiento, etc.).

[ad_2]

Recent posts

Similar Posts